Dame tu voto. Gracias!

Dame tu voto en HispaBloggers!

viernes, 5 de febrero de 2016

Isaac Fouto, presentador de Área Técnica, programa del fútbol modesto madrileño en Vive Televisión “En el fútbol modesto empieza todo, si no existiera el fútbol modesto, no existirían las grandes estrellas”

¿Sabían que el fútbol modesto madrileño también tiene su propio programa de televisión?¿Conocían que todas las semanas existe la posibilidad de disfrutar de una interesantísima tertulia sobre la actualidad de la preferente, tercera y segunda B del fútbol madrileño? Pues la respuesta es que sí, que todos los martes, todos los aficionados a estas categorías, pueden conocer la última hora de nuestro fútbol en un programa hecho por sus propios protagonistas.

Esta semana hablamos con Isaac Fouto, presentador de Área Técnica, el programa del fútbol madrileño en Vive Televisión quien nos explica cómo surgió este proyecto y cómo el programa semana a semana sigue despertando cada vez más interés y expectación entre los seguidores y aficionados del fútbol modesto de Madrid y alrededores.



¿Cómo surge este proyecto de ofrecer por internet una tertulia que da voz al fútbol más modesto?

Esto fue una idea de Miguel Ángel Galán, Presidente de CENAFE y candidato a la Federación Española de Fútbol. Hace dos temporadas me vino a ver con su Secretario, Luís Miguel Pedraza, y pensaron en mí para liderar un proyecto en el que se hiciera un programa que se hablara del fútbol más modesto, el de preferente, el de tercera división y el segunda B. Sobre todo en la Comunidad de Madrid, donde este tipo de información brilla por su ausencia. 

Salvo el programa decano de Onda Madrid, Madrid al Tanto, que se siguen manteniendo a pesar de los problemas, y salvo el Gol de Madriz, el diario digital de fútbol modesto que dirige Antonio Fuentes, la verdad es que no había ningún programa de televisión donde se le diera bola a los equipos más modestos de la Comunidad de Madrid.

Está claro que todo está solapado por la información del Real Madrid, del Atleti y de los equipos grandes da la Comunidad de Madrid. Así que pensé y tuve muy clara la idea de que en el programa iban a formar parte periodistas que conocieran el fútbol modesto y jugadores y técnicos que conocieran la categoría. Y lo que pretendemos es darle esa importancia que creo que deben de tener porque en el fútbol modesto empieza todo, si no existiera el fútbol modesto, no existirían las grandes estrellas. 



¿Cuántas veces escuchasteis al principio que el proyecto era inviable y que el fútbol modesto no interesa a nadie?

Evidentemente muchas veces la gente no le da la importancia que merece. Es verdad que el programa va destinado a un público muy concreto, a mí me llegaron a insinuar o proponer que le diéramos al programa más polémica, pero siempre he huido de esa idea porque he tenido claro el tipo de programa que quería hacer. Quería un programa que se le diera la verdadera importancia que tiene el fútbol modesto. No quería meterme en polémicas, en Madrid- Barça, en gritos… 

Lo respeto mucho porque es el show televisivo, para tener audiencia va por ahí. Queríamos que fuera un programa referencia del fútbol madrileño, de los futbolistas, de los entrenadores, de los presidentes, de los aficionados… que sabemos que no tiene mucha masa social, pero al final siempre demanda este tipo de información.

Muchas veces nos ha pasado que por problemas técnicos no hemos podido subir el programa un martes a nuestro canal de Youtube y la gente nos lo pregunta… Ahí ves que la gente se lo toma con interés…

En definitiva creo que hemos cubierto la parte televisiva. A través de internet ya se informaban los aficionados, a través de la radio, por medio de Madrid al Tanto, también seguían los partidos, y ahora nosotros hemos cubierto la otra parte…



¿Por qué crees que el fútbol modesto, sus historias, sus protagonistas tienen interés y hay que dar una oportunidad?

En la Comunidad de Madrid hay 4 equipos en primera y dos en segunda luchando por subir a primera. Con lo cual el fútbol de la Comunidad está en lo más alto y es la región que más equipos tiene en la élite y se le da menos importancia a los equipos de segunda B y tercera, que también tienen sus historias. El Fuenlabrada, por ejemplo, en segunda B tiene con Morientes un proyecto muy interesante, el año que viene seguro que lucharán por subir a segunda. Está el Móstoles, con un proyecto muy interesante, el Alcalá… Creo que hay equipos históricos en  la Comunidad de Madrid que hay que darles el seguimiento y la importancia que merecen.

Es verdad que estamos en una Comunidad distinta al resto. Por ponerte un ejemplo en Extremadura lo más grande que hay es el Mérida, el Villanovense y el Cacereño... A la tercera se le da mucha importancia porque no hay otra cosa. Pero hacerse ese hueco en la Comunidad de Madrid es más difícil que en otras, pero lo estamos intentando con Área Técnica y de momento estamos teniendo una buena aceptación.




¿Cuánta gente trabaja para que salga el programa adelante?

Poquitos. Aparte de la gente de Vive Televisión, el director y técnicos, que, a pesar de ser una tele modesta, pues en control central y demás, tenemos 4 o 5 personas para la emisión de programa y para editar vídeos.

Pero en realidad lo que es el programa pues está Víctor Casas, que es un colaborador que está estudiando periodismo y que le apasiona este mundo. 

Está también Antonio Fuentes, que desde el primer momento que se inició este proyecto ha demostrado un interés y un compromiso increíble y además no está renumerado. Ninguno de los que hacemos el programa cobramos por ello.

Valoro mucho la implicación de Antonio, que trabaja en el Fuenlabrada y además le dedica tiempo a lo del Gol de Madriz. No ha fallado a ningún programa y le tengo en muchísima consideración. También destacar la labor de Richi Esquilas, que nos ayuda con el tema de teléfonos y poder contactar con la gente. Y, sobre todo, hay que dar las gracias a los equipos y a la gente del fútbol modesto madrileño por la predisposición que muestran para cedernos imágenes y que vengan los jugadores…


¿Cuál ha sido el momento, la entrevista, que recuerdas con más cariño?¿Y el momento más difícil?

Empezando por lo peor fue el descenso del Trival con el que nos unía una especie de apego y de cariño con su entrenador y sus jugadores. Veías que semana tras semana el equipo jugaba bien y daba la cara pero luego perdían y terminaron descendiendo, lo cual nos dio mucha pena. También descendieron Rayo y Atlético de Madrid B, pero lo del Trival fue un poco de impotencia. Con poco presupuesto, lucharon hasta el último momento.

La mejor noticia o cuando mejor lo hemos pasado ha sido con los ascensos: el del Trival el año anterior a segunda B, el ascenso del Rayo Majadahonda, el único que subió a segunda B, y luego con los ascensos de preferente a tercera. Son las alegrías de los más modestos. Cuando llegan los play off nos gusta vivir con ellos estos momentos tan especiales, por ejemplo, para el Aravaca subir a tercera es como ganar su particular Champion.

Además he descubierto que en Madrid hay un nivel de entrenadores espectacular. Gente muy preparada y que perfectamente podrían estar entrando en categorías superiores. Pablo López en el Inter, Rubén Reyes, que ya nos está en el Sport, Mateo García, en el Sanse… Chema Ramos en el Pozuelo, que es un loco del video y de analizar a los rivales. Me dejo a muchos pero quería destacar este nivel tan bueno.





¿Cómo se os puede seguir?

El programa se puede ver todos los mates a las 11 de la noche en Vive Televisión, que es una televisión modesta que está empezando y que incluso no se ve en toda la Comunidad.

Se sintoniza en la TDT, se llama Vive Televisión, Vive TV, y nosotros siempre cuando termina el programa lo tenemos colgado en nuestro canal  de Youtube, lo subimos a nuestra cuenta de twitter y facebook.

El miércoles, jueves y viernes en Vive Televisión se repite, pero, sobre todo, hay mucha gente que nos sigue por nuestro canal de Youtube, que es la única forma que tenemos de saber el número de pinchazos. La media está entre 600 y 1000 personas a la semana. Depende de los equipos y  de los protagonistas: El Móstoles, por ejemplo, mueve más afición que, por ejemplo, el Aravaca. Eso lo notamos. Cuando va un jugador del Leganés o del Alcorcón se ve más porque las redes sociales los  equipos les dan más difusión.

Nos sigue mucha gente de Toledo, de Guadalajara…El otro  día me contaba Antonio Fuentes que al principio de esta temporada, cuando todavía no habíamos empezado muchos aficionados en los campos, le preguntaban que cuándo volvíamos. Este año empezamos más tarde porque teníamos claro que el programa tenía que ir a una televisión que tuviera un mínimo soporte y hasta que apareció Pablo, el director de Vive Televisión, costó arrancar.


Sigues a equipos en primera, ¿Qué aporta a nivel profesional una experiencia de estas características?

Por ejemplo si me dices qué tal con los jugadores del Rayo, pues muy bien, pero no es el mejor ejemplo porque son muy  muy cercanos. Evidentemente la gran mayoría de los jugadores de primera viven en otro mundo. Los jugadores de estas categorías son gente muy cercana. Me recuerda un poco a lo que son los Juegos Olímpicos que cubrí en Londres. Allí me di cuenta lo modestos que son estos deportistas que durante 4 años se esfuerzan por un reto y cuando logran una medalla son ellos los que vienen a ti a que les entrevistes.

En el fútbol modesto pasa un poco lo mismo, al no seguirles muchos medios de comunicación, los pocos que les seguimos se desviven por ti. Al final ellos vienen a ti porque los medios no hablan de ellos. No tiene nada que ver la cercanía entre una y otras categorías y eso hace que tengas interés por todo este mundo.




¿Qué expectativas os marcáis? Aprovecha para mandar una invitación a los lectores del blog para que os sigan...

El principal soporte que tenemos es CENAFE, pero hemos tenido otros patrocinadores. Ahora estamos a punto de cerrar otro. Evidentemente es un mercado que cuesta abrirse y mira que lo hemos intentado.

Me gustaría pagar a los colaboradores más cercanos porque no me gusta que la gente trabaje sin cobrar. Pero toda la gente que sigue al fútbol modesto sabe que es muy difícil abrirse hueco.

Y a los lectores les diría que estamos luchando y lo estamos intentando: Somos muchos a los que les interesa esas categorías. Prefiero tener pocos seguidores, pero fieles a otra cosa. Este programa lo ve gente a la que le gusta el fútbol modesto, pero también es para los que les guste  el fútbol en general. Al programa han venido entrenadores de primera división como Sandoval Sandoval o Alberto Toril… A todos les ha encantado venir porque a todos les gusta hablar de fútbol. 


viernes, 15 de enero de 2016

Gerardo Berodia, jugador del C.D.A. Navalcarnero y autor de 7 goles en un partido de tercera "Lo de los 7 goles es algo anecdótico, me alegraría más ganar el próximo domingo"

¿Se imaginan la repercusión que tendría en los medios de comunicación de nuestro país y del resto del mundo si Messi, Ronaldo o Griezmann marcaran 7 goles en una jornada de liga? ¿Se han puesto a pensar lo que se diría de esa hazaña, la de veces que veríamos los goles repetidos, la cantidad de loas y alabanzas que se dirían del protagonista en cuestión?.

Pues en el fútbol modesto también tenemos a nuestros particulares “killers” que igualmente son capaces de hacer realidad ese tipo de increíbles logros, aunque, por desgracia, no tenga tanta difusión.

El pasado domingo el Navalcarnero ganó 1-12 al Collado Villalba y nuestro protagonista, Gerardo Berodia, con 7 goles, ha establecido un record en la historia de la competición que seguramente se tardará muchos años en poder ser batido.

Pero, aparte de esta circunstancia, que el propio protagonista considera “anecdótica" Berodia es un trotamundos de nuestro fútbol que tiene una interesantísima historia que contar…



¿Quién es Gerardo Berodia, ¿Cuál es tu trayectoria y cómo llegas a jugar en el fútbol modesto madrileño?

Pues empecé con 18 años en el Santa Ana en tercera y he pasado por muchísimos equipos de aquí de Madrid. Alcalá, Pinto, Navalcarnero, San Sebastián de los Reyes, Leganés… y alguno que se me escapa por ahí, pero donde más tiempo he estado es en Navalcarnero donde ya estuve dos años hace 9 o 10 temporadas. Y llegué después de estar jugando fuera en otro país y por circunstancias me vine para acá. Firmé porque la gente que estaba en el club eran los mismos de mi primera etapa. Y nada me puse en contacto con ellos porque además está muy cerca de casa y decidí jugar en Navalcarnero los últimos años que me quedan de fútbol.

Vaya hazaña lo del domingo, ¿no? ¿Qué piensas  días después de marcar 7 goles en la tercera?


Bueno tampoco es muy objetivo. Es cierto que ellos venían haciendo buenos partidos, sin ganar pero no era como al principio de liga que casi todos los equipos les marcaban goleadas. Ahora parece que estaban un poco más centrados y a los equipos les costaba ganar más. Sinceramente nosotros llegábamos muy necesitados con 3 derrotas y teníamos que cambiar la imagen, la intensidad y el juego. Se juntó un poco todo. Les expulsaron a un jugador en el minuto 8, las tres primeras llegadas fueron gol y al final son chavales jóvenes y les costó mantener la entereza del partido y creo que fue clave. No se encontraron nunca cómodos y cada vez que llegábamos marcábamos.



¿Cómo se puede explicar que, a pesar del récord que lograste, uno termina con una sensación agridulce viendo lo mal que estaban pasando los rivales?

Nosotros tenemos que mirar por nosotros porque luego nos pueden hacer falta los goles a favor para meternos en los play off. Es cierto que los últimos minutos frenamos un poco porque la situación no era cómoda, ya había habido goles suficientes y lo estaban pasando mal.

El portero era debutante en la categoría y el chaval estaba pasando un mal rato. En los últimos minutos intentamos mantener más el balón atrás y dejar que pasaran los minutos.

¿En algún momento algún jugador del Villalba pidió clemencia? ¿Cómo se maneja este tipo de situaciones entre compañeros de profesión dentro de un campo compitiendo?

No para nada. La actitud fue buena, no dieron una patada. Yo hablé con alguno de ellos y les hice comprender que nosotros teníamos que mirar por nuestros intereses. Muchos de ellos dijeron que no nos preocupáramos y que siguiéramos haciendo lo que estábamos haciendo. Las circunstancias del partido se dieron así, pero no sé si muchos equipos podrán marcar esa cantidad de goles. No es fácil lograr meter 12 goles.




¿Qué hablaste con el portero nada más terminar el choque?

El chaval tampoco estaba en muchas condiciones de hablar. Le dimos todos la mano, fuimos respetuosos con él y le valoramos las paradas que hizo de mérito. Le deseamos suerte y les dijimos que seguramente serán capaces de sacar algún punto en estas jornadas.

¿Cuántas entrevistas has concedido ya esta semana?¿Qué medio de comunicación te ha llamado más la atención que se haya hecho eco de tu historia?

Me han llamado varios medios y he entrado en varias emisoras de radio. No deja de ser algo anecdótico. No deja de ser un récord de la tercera, que desconocía. Es más tuve la opción de marcar algún gol más pero me gusta ser generoso y di alguna asistencia para que marcara algún compañero.

Fueron goles de dos tres pases. Había que terminar las jugadas y estuve acertado. Ha sido una semana especial pero no cambia nada. Al final son 3 puntos, el equipo sigue con opciones de meterse en puestos de play off y me alegraría más ganar 2-0 el próximo domingo. Esto queda como un registro y mi nombre y el del Naval quedará supongo muchos años con ese récord. 





Procedes de la cantera del Madrid, eres de la generación de Casillas, llegaste a ser nombrado mejor infantil de Europa en el 95 y de repente todo se tuerce con el cáncer de tobillo… 

Eso fue hace muchos años. Tenía 15 años y son circunstancias de la vida. Me tocó afrontarlo a mi familia y a mí y había distintas opciones. Al final tuve suerte de que las cosas salieron bien.  Después de todo tuve la oportunidad de jugar al fútbol y empezar desde abajo porque perdí mucha velocidad. Pero bueno el fútbol al final me devolvió poder estar viviendo de ello. Me he dedicado profesionalmente a ello y eso es lo que me llevo, las experiencias y vivencias que he tenido en cada uno de los equipos.

¿Para qué te ayudo esa experiencia en el fútbol y en tu vida en general?

Principalmente para ver como son las personas. Al final te das cuenta en los malos momentos de con quién puedes contar y con quién no puedes contar. Cuando me paso me vi un poco solo y eso te hace darte cuenta de algo que al resto de la gente le cuesta un poco más verlo. Yo viví muy joven esa situación tan complicada. También me sirvió para darme cuenta lo importante que es tener salud. 





RSD Alcalá, Atlético de Pinto, Navalcarnero (dos temporadas), Leganés, Zamora, Ponferradina, Conquense, de nuevo Ponferradina y Lugo, y después te vas a Bolivia… ¿Cómo surge la oportunidad y cómo llegas a convertirte en un icono mediatico en aquel país?

Estuve muchos años jugando aquí en España en diferente sitios y cuando surgió la oportunidad porque no jugaba lo que deseaba no me lo pensé. Era una experiencia para mí. Era vivir un fútbol y una cultura diferente. Ya había estado allí hace muchos años en un torneo con el Madrid y me llamo la atención de poder ir a jugar  a la primera división y llegué con toda la ilusión del mundo y con mucho respecto. Y salió todo bien. La experiencia fue un éxito por todo lo que me pasó.

He leído que te tirabas 40 minutos firmando, te pedían fotos, videos…Vamos ni Messi o Ronaldo…

No sé si valorarlo  así, pero sí que es cierto  que cuando llegué hubo un antes y después por lo que los compañeros me dijeron. Yo desconocía la liga y sus precedentes pero es cierto que cuando llegué me pasaron cosas que nunca habían pasado a otros compañero. No era muy normal hacer spots publicitarios. No lo había hecho nadie hasta entonces, y que te vistiera una marca deportiva o de ropa tampoco era normal. Lo del coche también impactó mucho: Me hicieron la imagen publicitaria de BMW en Bolivia y me regalaron un coche. Mis compañeros alucinaban. Los sueldos de allí no son como aquí en primera, se podría asemejar a los de segunda de España.

Día a día fui rompiendo barreras que nadie había roto allí y fue todo muy bonito porque al final, después de jugar tantos años al futbol, viví cosas que nunca pensé que iba a vivirlo. Y te choca porque lo viví con 32 años y salió todo rodado.




Pero el destino caprichoso te vuelve a jugar una mala pasada… Un accidente de tu niño te obliga a tomar la decisión de volver a España…
¿Cómo se lleva el paso de ser una estrella y un icono mediático en Bolivia al anonimato de la tercera división?


Muy tranquilo porque yo conocía la otra parte más oscura del fútbol. Lo de Bolivia fue una etapa que la he catalogado como un premio al esfuerzo y al sacrificio realizado durante muchos años. 

Siempre mi forma de jugar se pude decir que ha sido diferente, mi forma de ver el fútbol ha sido distinta y fue un premio. Fueron dos años, podrían haber sido más pero las cosas sucedieron así y me tocó volver a realidad y por suerte he estado muchos años jugando y me he podido comprar un trabajo. 

Me compré una licencia de taxi para cuando dejara el fútbol y asegurarme un trabajo porque no he ganado millones para poder decir que vivo de las rentas. 

Tenía todo organizado para cuando terminara ese contrato pero todo se adelantó.Y por la edad y como me he encuentro quería seguir jugando y por eso hablé con el Naval. Quería seguir en Madrid, en mi casa y, pese a tener varias ofertas de segunda B fuera de Madrid, según están las cosas en el fútbol, preferí esta opción. Elegí tener mi trabajo y que mi hijo asentara raíces.

¿Cómo le quedan a uno ganas de ir a entrenar después de esa paliza?

A mí el fútbol me gusta mucho y es una forma que tengo de desconectar. Levantarse a las 6 de la mañana, estar todo el día con el taxi, llegar a  las 5 de la tarde a casa, irte a entrenar y llegar a las tantas no es fácil. Pero cuando te vas a entrenar te olvidas de todo y, a pesar de estar cansado, es algo que me gusta. Hago lo que me gusta y la idea es acabar el año de la mejor manera con un play off o una ascenso.Sería una estupenda manera de terminar.






viernes, 20 de noviembre de 2015

Juan José Núñez “Chiqui”, entrenador del CD San Fernando "No he vivido, ni he querido vivir otra cosa que no sea este deporte"

Pocos jugadores pueden presumir de haber debutado con tan sólo 15 años en la tercera división. Nuestro protagonista de hoy, gracias a la influencia de su padre, también futbolista, “mamó” este deporte desde que nació y desde entonces se ha ganado la vida haciendo lo que más le gusta.

Reconoce que ha sacrificado muchas cosas de su vida personal por dedicarse al fútbol, pero echa la vista atrás y no se arrepiente de nada, todo lo contrario, está muy satisfecho por todas las experiencias vividas en los campos del fútbol modesto.

Hoy hablamos con Juan José Núñez “Chiqui”, entrenador ahora del CD San Fernando, y toda una institución en estas categorías de nuestra Comunidad.

sanfernando.incondicionales.com

Todo una institución en el fútbol modesto madrileño, 23 años ligado en estas categorías… ¿Cómo llegas a ser futbolista o cuándo te das cuenta de que te quieres dedicar a esto?

Sobre todo por mi padre que también fue futbolista y desde muy pequeñito es lo que “he mamado”. Así que, prácticamente, desde que nací llevo dando patadas a un balón. 

¿Qué recuerdo tienes de tu primer partido en estas categorías?

Estaba en el Moscardó siendo cadete con 15 años y debuté en tercera división en un partido contra el Parla. Perdíamos 0-1 en el Román Valero, salí y tuvimos la suerte que remontar y acabar ganando el partido por 2 a 1. 

¿Por qué hay jugadores que, teniendo condiciones, se quedan en el camino y otros, sin embargo, con menos potencial terminan llegando?

La verdad es que es difícil pero, es cierto, que hay futbolistas que hoy en día, como está el fútbol, teniendo menos condiciones, saben cuidarse, tienen amor propio, quieren superarse... y llegan a ser profesionales.

Sin embargo, hay otros que tienen talento pero no llegan por muchos motivos: porque no se sacrifican, porque no se cuidan, porque no les gusta lo suficiente la profesión, porque no saben renunciar a un fin de semana o a sus vacaciones para hacer una buena pretemporada... Por ese tipo de cosas no llegan…

¿Qué es para ti el fútbol modesto? ¿Qué te ha enseñado y qué te aporta actualmente?

El fútbol modesto ha cambiado mucho. Antiguamente la tercera era mucho más profesional, creo que hoy en día es mucho más fácil jugar en estas categorías, sobre todo, en tercera y segunda B. Pero bueno es el día a día de la gente que se levanta a las 6 de la mañana, que trabaja, que lucha por el fútbol, que, económicamente, desgraciadamente, ya no pueden vivir de ello, pero es un sacrificio muy importante. 


sanfernando.incondicionales.com

¿Cómo convencerías a alguien que no haya asistido jamás un partido de estas categorías a que vaya al campo?

Es complicado. Cada vez hay menos gente en los campos de la Comunidad de Madrid. Antiguamente en campos como el Soto, el de Pinto, el Román Valero… eran campos que se llenaban y ahora, según están las cosas económicamente, es muy difícil. Mucha culpa de ello, a lo mejor, lo hemos tenido los entrenadores: creo que el fútbol de ahora es menos vistoso y tiene  menos calidad, aunque, en estos 2 últimos años, los entrenadores jóvenes  estamos intentado cambiar y realizar un fútbol más de ataque, más atractivo... En definitiva es la única manera de captar la atención de los espectadores y aficionados. 

¿Crees que el fútbol modesto, la tercera división, tiene futuro, según lo  conocemos hoy en día?

Yo lo veo complicado. Es una categoría que a nadie le gusta, pero que es muy atractiva. En los filiales, cuando salen los futbolistas del División de Honor, sus directores deportivos y coordinadores del fútbol base los intentan pasar directamente a las segunda B, saltándose la tercera. El Atlético de Madrid, el Real Madrid, que, por cierto, ha eliminado su equipo de tercera, son equipos que al final se salvan en las últimas jornadas, con lo cual se demuestra que no es una categoría tan fácil como se puedan pensar. 

¿Cuál es el mejor momento que has vivido en un campo de fútbol modesto?

El play off con el San Fernando, sobre todo, porque era el equipo más humilde y con menos presupuesto. Creo que fue uno de los logros más difíciles de mi carrera. He jugado muchos play off pero el de San Fernando lo recuerdo con mucho cariño porque, aparte de haber un grupo, un vestuario extraordinario, fue el último partido para muchos de ellos.
Subir a entrenar con el primer equipo del Atlético de Madrid, con el Rayo…  eso es muy bonito, eso es fútbol profesional, pero no tiene nada que ver con lo que te decía antes.

¿A qué has tenido que sacrificar por el fútbol?

A todo. He renunciado a todo. No he vivido, ni he querido vivir otra cosa que no sea este deporte. He renunciado a vacaciones con mis amigos, a relaciones con mis parejas en vacaciones... Porque para mí era todo. Terminaba una temporada y ya estaba pensando en que se iniciara la siguiente pretemporada e irme de concentración. Esto era y es lo primero. No me arrepiento y no lo cambio por nada. 





Miras atrás, ¿Merece la pena todo lo que tuviste que renunciar por lo que has vivido o logrado en este mundo?

Sí. Estoy muy contento y he sido muy feliz, llevo desde que tengo 15 años ganando dinero con lo que yo he querido y eso muy poca gente lo puede decir. Soy feliz: amo mi profesión y amo mi trabajo. 

¿Quién es el jugador con el que te has enfrentado al que más has admirado?

Buff… Es que son muchos, pero, por ejemplo, en mi cuerpo técnico tengo a Juanjo Granero que es uno de los que más calidad tenía. No es por un tema de “amiguimos” pero Ángel Álvarez que quizá tenía menos condiciones que otros futbolistas ha jugado un montón de partidos en segunda B y esa es una de las virtudes muy buenas.
Pero vamos he coincidido con futbolistas de primera división cuando entrenaba con el primer equipo y veías a Schuster, a Donato… y eso es otro nivel…

¿Quién ha sido la persona que más te ha marcado tu carrera?

Mi padre. Soy ahijado de Juan Gómez “Juanito”, mi padre y él eran íntimos amigos y siempre he vivido el fútbol muy de cerca y mi padre ha sido el que me ha inculcado todo esto. 



¿Qué es lo que más te cuesta o disgusta de tu figura de entrenador?

La figura del entrenador es mucho más ingrata que cuando uno es futbolista.  Ahora te das cuenta de la falta de respeto que has podido tener con tus propios entrenadores, cuando pensabas que tenías que jugar, y no compartías la decisión que tomaba el entrenador... 

Es una profesión muy ingrata pero también es muy bonito sacar el máximo rendimiento a una plantilla de 22 jugadores, inculcarles tu manera de jugar, la filosofía de juego que tienes...Todo esto es un trabajo muy complicado. Encima no son futbolistas profesionales, vienen de trabajar, se han levantado a las 6 de la mañana... Al final intentas hacerles ver que esto es lo más bonito que existe. Pero es muy difícil porque somos mucha gente con caracteres diferentes…

A nivel más profesional supongo que será un poco más fácil pero intento ser justo. Y, sobre todo, tratar al futbolista como a mí en algún momento no me han tratado y hacerlo como a mí me hubiera gustado que lo hubieran hecho conmigo en otras. 

¿Qué tiene un vestuario para enganchar tanto a los profesionales?

Lo único que les intento convencer a mis futbolistas es la idea que tenemos de juego. Ellos quieren sentirse profesionales en este fútbol modesto y nosotros en temas de horarios, de entrenamientos, de puntualidad…  En el trato hacia ellos intentamos sea los más profesionales que podemos… 

Al futbolista les tratamos como si fuera su trabajo, somos muy exigentes y a ellos les gusta la idea. No podemos pelear contra otros clubes desde la parte económica. Año tras año vamos mirando futbolistas y les intentamos convencer y al final es como todo, el que juega estará más contento que el que no lo hace. Pero yo intento ser lo más justo, me equivocaré pero seguro que no es de mala fe. 



sanfernando.incondicionales.com
¿Qué crees que te queda por aprender en el mundo del fútbol?

Me queda todo por aprender, muchísimo. Cada día aprendo: Todas las mañanas me levanto y me voy a ver entrenamientos del Rayo, del  Atlético de Madrid, del Getafe, del Leganés… y se aprende de todos.

El reto es intentar salvarnos cuanto antes y no sufrir tanto como el año pasado. Creo que tengo un equipo joven, con mucha ilusión y lo estamos haciendo bien… Lo primero es salvarnos y después, si logramos meternos entre los 4 primeros y jugar el play off, sería una ilusión tremenda.








miércoles, 21 de octubre de 2015

Fernando Morientes, entrenador del CF Fuenlabrada “Es cierto que los ex jugadores quizás lo tengamos más fácil al principio, pero al final te van a valorar por lo que pase y hagas en el campo”

Ha revolucionado el club, ha logrado que el nombre de un club modesto como el CF Fuenlabrada haya salido en los principales medios de comunicación a nivel nacional. Su fichaje por el club azulón ha revolucionado la ciudad y el proyecto que encabeza ha ilusionado a sus aficionados que sueñan con que este año puedan dar el salto que se les ha resistido en las últimas temporadas.

Es un lujo que el fútbol modesto madrileño cuente con Fernando Morientes, uno de los mejores delanteros de nuestro fútbol y que ahora se labra su futuro en los banquillos empezando desde abajo. Poco a poco, aprendiendo de una categoría dura y competitiva que seguro le sirve para adquirir experiencia y dar el salto a los banquillos de la élite.

Pero mientras tanto, Fernando, después de jugar en los mejores estadios del mundo, de compartir vestuarios con estrellas consagradas de este deporte, está cogiendo el pulso a los campos de la categoría de bronce, conviviendo con futbolistas, empleados y directivos que no han tenido la suerte de llegar más arriba, pero que  sienten la profesión tanto o más como los que hacen sus mismas funciones en la primera división.  


Foto web CF Fuenlabrada


Llevas 4 meses al frente del Fuenlabrada, ¿Cómo valoras la experiencia de entrenar en las segunda B, en el fútbol modesto?

La verdad es que estoy encantado por cómo se están desarrollando las cosas, las facilidades de trabajo que nos están dando, tanto por parte del presidente como de toda la gente que ya estaba en el club y, de momento, estoy muy contento.

Supongo que tendrías alguna oferta más, ¿Por qué terminas eligiendo el Fuenlabrada?

Siempre que me preguntan esto les respondo lo mismo, ¿Y por qué no?. Para un entrenador joven es difícil asomarse a la élite del fútbol y creo que los pasos pertinentes para un entrenador joven, y como es mi caso, que ha tenido mucha experiencia en los terrenos de juego, pues hay que hacer las cosas poco a poco. Primero es el fútbol formativo, que creo que es el paso primero y después, si puedes, dar un pasito en la segunda B, que es una categoría muy complicada y en donde creo que se puede aprender mucho. Por tanto, ¿Por qué no? 


Foto web CF Fuenlabrada

Hay entrenadores que prefieren ser segundos de un equipo de primera división, y otros, como tú, que has elegido ser primer entrenador en el fútbol modesto. ¿Dónde crees que se aprende más?

Creo que en ambos casos se aprende mucho. Cada uno en su lugar. He tenido desde el primer momento la opción de ser primer entrenador, no he tenido la opción de ser segundo… A lo mejor, si me hubiera llamado algún compañero o algún amigo de la mucha gente que conozco en el mundo del fútbol, a lo mejor me hubiera gustado esa opción. Pero, en este caso, lo tenía muy claro desde el principio y me siento más cómodo siendo primero que siendo segundo. Pero, en esto del fútbol, nunca se sabe dónde puedes acabar.

Has sido futbolista profesional, has jugado en la élite, ¿Qué es lo que más te está sorprendiendo del fútbol modesto, de la segunda B?

Me está gustando mucho la pasión con que la gente vive los partidos. No te hablo sólo de dentro del terreno de juego, me refiero a la gente, de cómo están los campos de llenos a los que hemos ido, en Talavera, Portugalete, Barakaldo… Me sorprende cómo responde nuestra afición incluso en los días desapacibles… Eso es lo que más me gusta. Una categoría, digamos descafeinada, en la que la gente de Madrid tiene la opción de ver a equipos de primera y segunda división, pues que la gente, los aficionados tengan la gentileza de ir a ver los equipos de su barrio, de su ciudad o de su pueblo. Todo eso hay que agradecérselo.


Foto web CF Fuenlabrada


Has entrenado a los juveniles en el Real Madrid, ahora estás en segunda B, ¿Se nota mucho la diferencia, el cambio de entrenar en uno u otro sitio?

Sí, se nota mucho. La gestión del grupo sigue siendo prácticamente igual, pero no es lo mismo gestionar a un grupo de chicos jóvenes, de gente que tiene la ambición de progresar, que aquí que es una mezcla de todo: gente veterana, que no aspira a jugar en primera división, pero que aspira a fortalecerse en estas categorías y otros chicos jóvenes que sí que tienen la aspiración de ascender y pasar por estas categorías para tener la posibilidad de dar un paso adelante en su carrera. Como entrenador lo estoy llevando prácticamente igual: hago casi lo mismo que hacía en fútbol formativo, lo único que te adaptas un poco al club, a los objetivos, y a las edades de los chicos.

¿Has implantado muchos cambios respecto a la gestión diaria de lo que tenía antes el club?

Aquí y en muchos otros sitios normalmente se hacen las cosas bastante bien. Hay gente bien preparada en el fútbol modesto o amateur y se intenta hacer todo lo más parecido al futbol profesional. A veces es más complicado  porque los medios no son los adecuados, pero, en este caso, siempre lo he dicho  públicamente el presidente se está portando genial con nosotros  y no nos está diciendo no a casi nada. Estamos pidiendo cosas acordes con las necesidades que tenemos y con lo que el club puede aportar.


Foto web CF Fuenlabrada


¿Qué les dices aquellos que puedan pensar que cómo te has metido en un embolado de estas características que te implica nervios, tensión, dejar de ver a la familia…?

Al final es el mundo en el que me he movido desde que empecé en esto que fue muy jovencito, es un mundo que me gusta, que me apasiona… Es verdad que tiene sus días buenos, sus días malos, pero estoy contento, estoy feliz, y estar contento y estar feliz haciendo algo que te gusta y te motiva, al final, también, lo nota la gente que tengo alrededor. Si no lo estuviera haciendo, seguro que no estaría tan contento como estoy ahora.

¿Qué te puede aportar a nivel personal esta experiencia  y qué puedes aportar tú al equipo como entrenador y ex jugador de élite?

A mí me puede aportar muchísimo, casi todo. Tengo la oportunidad de entrenar en una categoría desconocida para mí, donde no he jugado nunca. Sí que es cierto que he visto partidos de segunda B, pero no es lo mismo verlo desde la grada o verlo puntalmente  que seguirla diariamente y ahora semanalmente los partidos, tener conocimientos de los equipos de nuestro grupo y del resto, de los jugadores…

Y yo aportar, sin lugar a dudas, puedo aportar la experiencia del fútbol profesional y trasladar muchos de esos momentos que he podido vivir a nuestro día a día.



¿Dónde o cómo se disfruta o se sufre más, como jugador o entrenador?

Sin lugar a dudas se sufre mucho más en el banquillo. En el campo estás haciendo tu trabajo, estás metido en el partido y sí que lo sufres al final cuando el resultado es adverso.

Pero en el banquillo se sufre mucho más a lo largo de los 90 minutos. Como jugador eres el que puedes cambiar el sino del partido para bien o para mal y esa oportunidad sólo la tienen los que están dentro del campo. Los que están fuera… los que estamos ahora fuera podemos determinar los cambios, pero los que están dentro son los que tienen que meter el  balón dentro.

Como entrenador, ¿Se puede ser amigo de un jugador?

Sí, no está reñido, pero tienes que saber cuáles son las funciones de cada uno y ser muy  claro en las buenas y para las malas. El jugador tiene que comprender cuál es el trabajo del entrenador y el jugador tiene que comprender ante una situación adversa que el entrenador tiene que tratar igual a ese que a lo mejor tienes una cierta amistad que a otro que no lo tienes.




¿Quién es tu modelo en los banquillos?

Ninguno. Tengo la suerte y la fortuna que he tenido grandísimos entrenadores, tengo una forma de ser que hace que sea muy difícil que alguien me cambie por lo que pueda ver en televisión o porque me guste de otro más o menos. Al final lo he adaptado y me he quedado con lo que me ha gustado de los entrenadores que he tenido y trato de no hacer lo que menos me gustó de otros. Afortunadamente he tenido muchos entrenadores y me he quedado con cosas de unos y de otros.

Tuviste el año pasado experiencia como jugador en el Santa Ana, de la preferente madrileña ¿Cómo fue la experiencia de pasar de los mejores estadios del mundo con estrellas consagradas a compartir vestuario con futbolistas modestos?

Fue un año espectacular… Iba a entrenar con ellos y la verdad es que no jugaba mucho, era una forma de hacer algo que siempre me ha gustado, como es jugar al fútbol, pero como hobbie, no como profesional que siempre es una cosa distinta. 




¿Valoras ahora más a los que forman parte del futbol modesto?

Siempre les he valorado. He jugado con equipos de segunda B en la Copa del Rey y hablaba con ellos  y me contaban que trabajaban, los sacrificios que hacían… Tiene mucho mérito, es algo que les apasiona y muchos de ellos no han podido llegar a categorías superiores y se han quedado en el camino, pero diariamente llevan las mismas pautas que los jugadores profesionales, aunque económicamente  no estén tan bien renumerados.

¿Qué les dices aquellos que piensas que los ex jugadores famosos lo tenéis más fácil para ser entrenadores?

Sí, que a lo mejor este primer paso lo tenemos más fácil porque se nos conoce, pero también es cierto que lo que nosotros aportamos a los clubes modestos, no lo puede aportar alguien que no tenga ese nombre. Lo comido por lo servido. Lo que es cierto es que, si al final la pelotita no entra, da igual que te llames Zidane, Morientes, Antonio o Jesús. Te van a valorar por lo que pase y hagas en el campo.

Si logras el ascenso serías capaz de…

De nada porque no es una meta que este en mi cabeza todavía. Es la ley del fútbol, partido a partido. Es la filosofía del fútbol. A  no ser que estés en el Madrid, o en otros clubes donde el objetivo siempre va a ser ganar un título, en el resto, en los clubes modestos, hay que estar tranquilo e ir paso a paso porque nunca sabes cómo van a terminar las cosas.